File spoon-archives/marxism-news.archive/marxism-news_1998/marxism-news.9802, message 30


Date: Mon, 16 Feb 1998 06:51:59 +0100
Subject: M-NEWS: LIT/CI =?iso-8859-1?Q?declaracio=B4n?= sobre Irak


NO AL ATAQUE IMPERIALISTA A IRAK
NO  AL  GENOCIDIO DEL PUEBLO IRAQUI=B4

En estos momentos se esta=B4  preparando un criminal ataque militar contra Irak.
La movilizacio=B4n de tropas y armamento realizadas  por EE.UU (el doble de
la del `91), las declaraciones de Clinton y de los principales jefes del
Penta=B4gono,   la  propaganda imperialista utilizando simbo=B4licamente los
ejemplos de la Segunda Guerra Mundial y de la lucha contra el nazismo, las
declaraciones de que "Irak tiene la posibilidad de hacer  volar a toda la
ciudad de Tel Aviv", todo eso esta=B4 confirmando la preparacio=B4n de una
invasio=B4n.

Se esta=B4 gestando  una invasio=B4n genocida.

Es cierto que el imperialismo americano esta=B4 preparando un criminal ataque
contra  el pueblo iraqui=B4, pero no es verdad la imagen que dan algunos
periodistas de que se estari=B4a por reeditar la Guerra del  Golfo.

En 1991 Irak estaba a la ofensiva e, independien-temente de los objetivos y
de las caracteri=B4sticas dictatoriales y represivas de Saddam Hussein,  fue
vanguardia en la lucha antiimperialista y enfrento=B4 con gran valenti=B4a al
coloso yanqui en la Guerra del Golfo.

Pero, esa guerra acabo=B4 en una victoria aplastante del imperialismo e  Irak
salio=B4 destruido de ella.. En la guerra fueron masacrados ma=B4s de 200 mil
civiles (el 1% de su poblacio=B4n)  y la miseria provocada por el embargo
llevo=B4 a "la muerte de 70.000 civiles, entre ellos 20 mil ninhos" .  "Las
sanciones internacionales impuestas luego de la guerra del Golfo Pe=B4rsico
le permiten a Irak exportar solamente una cantidad limitada de petro=B4leo.
El pai=B4s tiene pocos recursos para importar alimentos y medicamentos, y el
resultado es, de acuerdo con organizaciones de ayuda internacionales,
malnutricio=B4n y propagacio=B4n de enfermedades"

Sus fuerzas armadas fueron  fuertemente golpeadas, su  otrora poderosa
=46uerza Ae=B4rea, ha quedado reducida a so=B4lo 184 aviones en funcionamiento
(de los 305 que teni=B4a) y sin posibilidad de conseguir repuestos por las
sanciones econo=B4micas .  A eso se suman los problemas internos provocados
por las reacciones contra el re=B4gimen dictatorial de Saddam Hussein.

Por todos esos elementos, lo que esta=B4 planteado no es una nueva guerra del
Golfo, sino una sanguinaria invasio=B4n yanqui para terminar de arrasar con
lo poco que quedo=B4 en pie=B4.  Resulta ridi=B4cula la argumentacio=B4n
imperialista de que la nueva invasio=B4n se justifica por razones
humanitarias porque  Irak y sus armas qui=B4micas significari=B4an un "terrible
peligro para la humanidad"; o los argumentos  del jefe de gobierno alema=B4n,
Helmut Kohl, de que hay que proteger a Israel de la amenaza iraqui=B4.

Esos argumentos no so=B4lo  son absurdos por el evidente deterioro de Irak,
(el gobierno de Israel ha tenido que declarar que  Saddam  no es una
amenaza porque no tiene la potencia militar de 1991 ), sino por la actual
actitud de Hussein.

La actitud del gobernante iraqui=B4 es muy diferente a la asumida en 1991.
Hoy no  esta=B4 a la ofensiva llamando a la guerra contra los yanquis y sus
aliados sionistas. Hoy no so=B4lo hace todo lo posible por llegar a una
negociacio=B4n, aceptando incluso  condiciones humillantes como la apertura
de sus palacios de gobierno; sino que adema=B4s declara taxati=B4vamente que no
atacara=B4 a Israel, ni siquiera como represalia ante una invasio=B4n.

Pero los argumentos del imperialismo adema=B4s de absurdos, son de un cinismo
a toda prueba: justifica la invasio=B4n militar a Irak por el "peligro" de
sus armas biolo=B4gicas, y protege a Israel que utiliza todo tipo de armas
contra el pueblo palestino.   Fundamenta el ataque en la necesidad de
acabar con el terror de Saddam contra los kurdos, y protege al gobierno
turco, el mayor represor de los pueblos del Kurdistan. Todo es una gran
farsa.

Saddam  Hussein es un dictador sanguinario y su pueblo tendra=B4 que
juzgarlo, pero ni la ONU ni los yanquis tienen ningu=B4n derecho a hacerlo.
No tienen ninguna autoridad moral para erigirse en defensores de la
humanidad los que tiraron bombas de Napalm en Viet-Nam; los que convivieron
con el Apartheid sudafricano; los que promovieron las invasiones a Somalia,
Haiti=B4 y Albania; los que provocan la muerte de miles y miles de ninhos
iraqui=B4es por falta de comida y medicamentos; los que esta=B4n llevando a la
destruccio=B4n de la humanidad a trave=B4s de sus planes econo=B4micos de hambre
y desempleo.

Los problemas en el frente  contrarrevolucionario.

No solo la situacio=B4n de Irak es diferente a la de 1991, tambie=B4n lo es la
del imperialismo y sus aliados. La Guerra del Golfo se dio en plena euforia
imperialista, cuando los planes neoliberales estaban en su auge, cuando
predominaba la confusio=B4n por los procesos del Este europeo, cuando se
imponi=B4a la campanha sobre la muerte del socialismo y la supremaci=B4a
capitalista. Precisamente la guerra el Golfo  fue un si=B4mbolo de ese
momento. Ahi=B4 se dio una santa alianza entre el conjunto del imperialismo,
los gobiernos restauracionistas de Rusia y  China, la mayori=B4a de los
pai=B4ses a=B4rabes y la casi totalidad de los gobiernos del mundo occidental.
Todos ellos  estuvieron junto a los yanquis en la  guerra contra Irak,
reforzando la imagen de un imperialismo aparentemente invencible y todo
poderoso.

Hoy la situacio=B4n es diferente. La teori=B4a de la "superioridad del
capitalismo" comenzo=B4 a hacer agua.  Los trabajadores  europeos  salieron a
pelear por sus conquistas; acabo=B4 la euforia por la economi=B4a de mercado en
los pai=B4ses del Este; se vinieron abajo los milagros de Me=B4xico, de
Argentina, de los Tigres Asia=B4ticos...., y  esa nueva situacio=B4n de crisis
se refleja  en las diferencias interburguesas en relacio=B4n al problema de
Irak.

Los EE.UU no esta=B4n aislados en su ataque a Irak , sino que cuentan con el
apoyo de sus aliados ma=B4s firmes como Inglaterra y Espanha y de gobiernos
serviles como el brasilenho, pero la situacio=B4n no es la misma que en 1991=2E
Hoy las presiones del movimiento de masas, asi=B4 como la intensificacio=B4n de
la crisis econo=B4mica y de las tensiones interburguesas han provocado
fisuras en el frente contrarrevolucionario.
A diferencia de 1991, EE. UU no cuenta con el apoyo una=B4nime para el ataque
militar, por el contrario, perdio=B4 la votacio=B4n en el Consejo de Seguridad
de la  ONU. De los cinco miembros  so=B4lo conto=B4 con el apoyo de Inglaterra
y tres (Francia, China y Rusia) votaron en contra de la salida militar.
Tambie=B4n el Papa ha declarado su oposicio=B4n  a una invasio=B4n y la mayori=B4a
de los pai=B4ses a=B4rabes  esta=B4n insistiendo en la necesidad de encontrar una
salida negociada.

Los problemas tambie=B4n se  empezaron a presentar en el Congreso americano,
sobre todo despue=B4s de que Clinton no acepto=B4 la propuesta de la apertura
de 8 palacios hecha por Saddam.

Como si=B4mbolos de la nueva situacio=B4n  tenemos a Yeltsin y sus
declaraciones de que no permitira=B4 un ataque a Irak (aunque obviamente
despue=B4s aclaro=B4 que eso no significaba que iri=B4a a tomar represalias); al
gobierno alema=B4n volviendo atra=B4s y corrigiendo las declaraciones de Kohl
quien habi=B4a declarado que pondri=B4a las bases militares a disposicio=B4n de
los EE.UU;  y a Menem, que en el  '91 envio=B4 tropas al Golfo y hoy se ve
obligado a tomar una  actitud ma=B4s cuidadosa desmintiendo a su canciller
que habi=B4a declarado el apoyo total a EE.UU y declarando que "la Argentina
no asumio=B4 au=B4n una actitud definitiva".

Lo que  esta=B4 por detra=B4s del conflicto del Golfo.

Las motivaciones de uno y otro sector (los que defienden la salida militar
y los que se inclinan por la negociacio=B4n) no son de i=B4ndole humanitaria ni
democra=B4tica. Ellos esta=B4n influenciados por razones poli=B4ticas, algunas de
o=B4rden interna, pero el motivo central es econo=B4mico y tiene que ver con
el petro=B4leo.

Antes de la guerra del Golfo Irak era el segundo exportador mundial de
petro=B4leo con 3,5 millones de barriles diarios. Las sanciones impuestas
despue=B4s de la guerra so=B4lo le permiten exportar cantidades muy reducidas
destinadas a alimentos y medicamentos.  Saddam Hussein, apoya=B4ndose en
inversiones rusas y francesas, veni=B4a preparando la reconstruccio=B4n de la
industria petrolera, con el plan de ir a una produccio=B4n de 6 millo-nes de
barriles diarios.

Evidentemente eso interesa mucho  tanto a Francia  como a  Rusia que
quieren restablecer sus tradicionales relaciones econo=B4micas con Irak,
para lo cual precisan  que se levanten las sanciones a trave=B4s de una
salida negociada.

Pero esos planes en relacio=B4n al petro=B4leo generan graves problemas en el
otro sector.  La eventual entrada al mercado mundial de una produccio=B4n de
ese porte,  podri=B4a provocar una cai=B4da considerable en los precios de los
combustibles y en las ganancias de los grandes pulpos norteamericanos que
monopolizan el mercado.
Hay que impedir el genocidio

En funcio=B4n de las ganancias imperialistas se esta=B4 preparando un nuevo
genocidio al pueblo iraqui=B4. Hay que detener ese ataque.  No se puede
confiar en que  eso se consiga a trave=B4s de las negociaciones del  Papa,
Yel-tsin, o Jospin.   Ellos  no esta=B4n preocupados por el destino del
pueblo iraqui=B4 ni de ningu=B4n pueblo del mundo. Ellos so=B4lo se mueven en
funcio=B4n de sus intereses econo=B4micos o presionados por el temor a la
reaccio=B4n del movimiento de masas y pueden cambiar de posicio=B4n o
simplemente  observar, sin hacer nada, el nuevo genocidio.

Ellos no son garanti=B4a de nada, pero las diferencias existentes en el
frente contrarrevolucionario no deben ser menospreciadas. Ellas no so=B4lo
indican la mayor debilidad del enemigo, sino que abren brechas que debemos
saber aprovechar para llegar con la propaganda y agitacio=B4n
antiimperialistas  a los ma=B4s amplios sectores del movimiento de  masas.
Eso es decisivo, ya que la movilizacio=B4n de masas es la u=B4nica  verdadera
garanti=B4a para poder detener o debilitar  el ataque imperialista.
Desde la LIT-CI llamamos a todas las organizaciones sindicales,
estudiantiles y poli=B4ticas que se reivindiquen antiimperialistas, a la ma=B4s
amplia unidad de accio=B4n para manifestar el repudio al ataque a Irak.

En las fa=B4bricas, en todos los lugares de trabajo, en los colegios, en las
universidades se deben  desarrollar acciones tendientes a impulsar la
movilizacio=B4n contra el imperialismo y en defensa del pueblo iraqui=B4.

No al ataque imperialista!
=46uera las tropas yanquis del Golfo!
Por el inmediato levantamiento de las sanciones econo=B4micas a Irak!

SI de la LIT-CI
13-feb-98





   

Driftline Main Page

 

Display software: ArchTracker © Malgosia Askanas, 2000-2005